Share
  • Book
  • Spanish(Español)

사과는 잘해요

  • Author
  • Country
    Republic of Korea
  • Publisher
  • Published Year
    2009
  • Genre
    Literature - Korean literature - Contemporary fiction

Title/Author/Genre

  •  

    Title: El arte de pedir perdón

    Author: Lee Kiho

    Genre: Literatura coreana/Novela

     

    LTI Korea staff: Shin Minkyung (holaminky@klti.or.kr / +82-2-6919-7748)

Description

  • About the book

    ¿Sabes cuál es tu crimen?

     

    Incluso sin mencionar a Freud, la conciencia sobre el pecado es una de las emociones fundamentales que debe tener toda persona que viva en una sociedad civilizada. Sin sentimiento de culpabilidad, quizás la gente cometería delitos sin vacilar y no querría pagar por ello. No es un ningún placer imaginar tal mundo caótico y en ese sentido, el sentimiento de culpa podría ser un billete para acceder a un mundo civilizado y ordenado. Sin embargo, ¿ese orden y esa civilización son siempre positivos y valiosos?

     

    Lee Kiho ya había presentado en su relato La era de la confesión la atrocidad de un mundo en el que el protagonista, un subalterno que vive fuera del orden debe confesar su pecado para entrar a la civilización. En El arte de pedir perdón retoma el mismo tema pero desde otro punto de vista.

     

    El contenido de este libro se publicó por partes en un portal de Internet y más tarde se adaptó para publicarse como novela. La obra empieza con los sucesos que tienen lugar en un refugio. Este centro fue creado con el objetivo de proporcionar los beneficios de la civilización a los vagabundos, pero más que un “refugio” es un lugar de encierro, violencia y trabajos forzados. Los violentos agresores preguntan sin cesar: “¿Sabes qué has hecho mal?, “¿Sabes cuál es tu crimen?”, interrogantes que al final dejan en las víctimas la extraña sensación de que realmente han hecho algo malo. Por eso, los protagonistas Sibong y el narrador, dicen: “Desde el día siguiente, vivimos cometiendo crímenes. No sabíamos cuál era nuestro delito, pero siempre confesábamos antes de nada”. Lo que demostraría que el sentimiento de culpabilidad se desarrolla a través de la confesión y gracias a esa culpabilidad se puede domesticar a los humanos.

     

    Por supuesto, el centro en el que están encerrados los protagonistas no puede considerarse con facilidad como un ejemplo de sociedad humana. La historia de El arte de pedir perdón da un vuelco cuando los protagonistas abandonan el refugio para incorporarse a la vida ordinaria de la gente corriente. Sibong y el narrador tratan de encontrar trabajo y se dan cuenta de que lo que mejor se les da hacer es pedir perdón. Tiene sentido. Son expertos en pedir perdón y pueden confesar sus crímenes cuando se enfrentan a la violencia sin motivo. Por eso, buscan clientes pegando carteles que dicen: “Nos disculpamos en su lugar. Por todas las faltas cometidas involuntariamente contra sus padres, pareja, hermanos, parientes, amigos, vecinos o compañeros, pedimos perdón por usted”.

     

    Pedir perdón en el lugar de otro a primera vista parece un disparate. Sin embargo, no es un asunto tan sencillo porque si bien es cierto que la gente normal y corriente comete faltas “sin darse cuenta” contra “sus padres, pareja, hermanos, parientes, amigos, vecinos o compañeros”, simplemente no reconocen su culpabilidad. Pero a los ojos de los protagonistas, expertos en pedir perdón de forma mecánica y sin condiciones, los delitos de esta gente son evidentes. ¿Cuál es el crimen? Al final de la novela, el director del refugio afirma: “la forma de olvidar un pecado es fingir que nunca ha sucedido”. Quizás la mayoría de la gente vive tal y como dice el autor, pero eso no implica que queden limpios del todo. Entonces, ¿qué se puede hacer? El gran peso de esta pregunta planteada en El arte de pedir perdón se desarrolla a través del estilo preciso y rápido en que está escrito.

    About the author

    El escritor Lee Kiho nació en 1972 e inició su carrera literaria en 1999 en Hyundai Munhak con el relato Bunny. En el 2010 ganó el Premio Lee Hyo-seok de Literatura, en 2013 el Premio Kim Seung-ok de Literatura y en 2014 el Premio Hankuk Ilbo de Literatura. Actualmente es profesor del departamento de Escritura Creativa en la Universidad Gwangju. Entre sus obras se encuentran las colecciones de relatos Choi Sun-deok lleno por el Espíritu Santo, Sabía que esto iba a pasar con tantas idas y venidas, ¿Quién es el doctor Kim? y las novelas El arte de pedir perdón y Historia universal de los segundos hijos. Esta última es la segunda obra de la trilogía sobre el pecado que el autor comenzó con El arte de pedir perdón, una novela que trata del sentimiento de culpa entre individuos, mientras que Historia universal de los segundos hijos, que se desarrolla a principios de la década de los ochenta, trata el tema del castigo y el crimen entre un individuo y el estado a través de la lucha desesperada del protagonista para probar su inocencia, ya que el régimen militar lo está buscando.

    Media Response/Awards Received

    El escritor  “experto de la nueva generación en contar historias” Lee Kiho, conocido por sus textos en los que acaba con el supuesto prestigio de la lengua de las antiguas novelas y su elocuencia brillante, ha publicado su primera novela El arte de pedir perdón. Esta desarrolla la historia de los inmaduros e infantiles Sibong y “yo”, a quienes se les ocurre ganar dinero gracias a una agencia especializada en pedir perdón en el lugar de otros. El tema, un poco absurdo de una agencia para pedir perdón, muestra lo característico de las novelas de Lee Kiho, pero su tono, que profundiza en aspectos de la mentalidad humana (como el sentimiento de culpabilidad) y el crimen forzado, la violencia y el sistema, se va haciendo cada vez más conciso.

    - Periódico Kyunghyang

     

    ¿No sabe si reír o llorar? Basta con leer a Lee Kiho. Ya pasó por la época del “megadiscurso” de los 80 y la del “microdiscurso” de los 90 y ahora está creando una nueva tendencia dentro de la literatura coreana actual. El conmovedor patetismo es su fiable estrategia para buscar el equilibrio entre lo antiguo y las nuevas generaciones. Lo viejo dentro de una nueva civilización; un talento que da vida al humor y la sátira;  y una esencia aromática que pone el foco en los lugares oscuros, así es Lee, la sensible veleta de la literatura coreana de este siglo.

    - Park Bum Shin (escritor)

     

    En la novela de Lee Kiho se pueden escuchar los latidos del corazón. Se desarrolla rápido deshaciéndose de la carne y dejando solo el esqueleto de la historia. Al vernos absorbidos por su hechizo, nuestro corazón es como unos raíles sobre los que pasa traqueteando un tren. El texto avanza rápidamente mientras penetra en la oscuridad con su luz y su sirena. El texto se convierte en una baqueta que golpea el corazón del mundo. La luna también se inclina y presta atención. Tras el paso del tren, en el alma queda un retumbo de melancolía y rastros de matices azules. Gracias por esta novela.

    - Ham Min-bok (poeta)

Translated Books (5)

News from Abroad (4)