Share
  • Book
  • Spanish(Español)

서울의 낮은 언덕들

  • Author
  • Country
    Republic of Korea
  • Publisher
  • Published Year
    2011
  • Genre
    Literature - Korean literature - Contemporary fiction

Title/Author/Genre

  •  

    Title: Colinas Bajas de Seúl

    Author: Bae Su-ah

    Genre: narrativa/novela

     

    LTI Korea staff: Shin Minkyung (holaminky@klti.or.kr / +82-2-6919-7748)

Description

  • About the book

    Al comienzo de la narración, una actriz especializada en teatro recitado, de nombre Kyonghee, recibe la noticia de que su profesor de alemán se encuentra en una situación de emergencia y decide acudir en su busca. Viendo amenazados los cimientos de su carrera profesional, Kyonghee decide emprender un viaje impulsivo con un itinerario urbano que resulta largo para hacerlo a pie. Pero no será en Berlín, donde su profesor de alemán agoniza, sino en otras ciudades, donde Kyonghee se encuentra con personajes de nombre Chiyusa, Mister Nobody, Banch, Masculino Oriental o María, entre otros, seres que, siendo individuales, poseen, al mismo tiempo, una entidad plural, y cuyas denominaciones no hacen referencia a seres puntuales. El encuentro y los diálogos mantenidos con estos personajes le producen a la protagonista tremendos cambios y rotura de esquemas respecto a su conceptualización previa de “la ciudad” y del “lenguaje”. Por añadidura, estos mensajes tan desconcertantes y caóticos, en los que hay un incendio que existe con certeza aunque que no está claro su origen, llevan al lector a errar por puntos del espacio-tiempo en los que se entrecruzan esas “voces segmentadas” de las que habla la autora. Por si esto fuera poco, el narrador como punto de referencia se desplaza constantemente, primero de “Kyonghee” al “nosotros” y, finalmente, a un “yo” que por una parte es la conciencia de Kyonghee sobre sí misma pero que, al mismo tiempo, renuncia a serlo. Al final, todos los diálogos anteriores acaban retornando a una entidad cuyo tamaño resulta inconmensurable y cuya cualidad es la de una pieza de teatro recitado. La historia, por su parte, regresa a otra historia diferente a través de dicha esencia. A través del proceso, somos testigos de una circunstancia borrosa, la de la “superposición de existencias” y, por otra parte, nos vemos avanzando un paso hacia el interior de una experiencia “posmoderna” en la que una ciudad, única en número, pasa a ser nombrada como otra diferente y de número plural. Hay un elemento de particular interés en este sentido, y es un elemento que en la obra recibe el nombre de Karakorum, un lugar de descanso presente en todas las ciudades que, al mismo tiempo, es una suerte de agujero existente en las ciudades que habitamos y un espacio comunitario que permite el mutuo engarce interdimensional de todos agujeros de todas las ciudades.

     

    En continuación con esa corriente que, dentro del postmodernismo, defiende el fin de la  “metanarrativa”, la autora Bae Su-ah, por medio de esta novela, ensayo o ambas cosas a la vez, trata de trazar los rasgos de ese fin del hecho narrativo como extinción de la literatura y su mapa topográfico. 

     

    El hecho de que la presente obra renuncie a seguir sendas narrativas preexistentes y de que, a través de los mundos y personajes que la autora se ha atrevido a retorcer y superponer, se concentren sus ideas y planteamientos, cobra sentido, precisamente, en dicha “elaboración de topografías”.  Además cabe señalar como otro rasgo importante de esta obra la capacidad de expresar la visión del mundo propio de la autora tomando como trasfondo una robusta imaginación lingüística, sin necesidad de la escala que supone la prosa y la expresión estética.

     

    En esta novela/ensayo, entonces, resulta imposible acotar una línea temática o argumental definida. Por el contrario, cualquier intento de identificar “elementos comunes”, en base a un criterio unificado se convertirá en una acción perfectamente desviada del laboratorio de ideas que hallamos en esta obra. El único fruto al que podrá conducir cualquier intento de descomposición o disgregación de la obra es que los rasgos no estéticos del postmodernismo que contiene susciten toda una cadena de interpretaciones que resulten desproporcionadas. Si bien la posibilidad de análisis es algo siempre abierto, cuando eso se convierte en un componente vinculado a un trabajo de disección o cuando se define como un elemento prefijado de la propia esencia del trabajo de análisis, lo único que conseguimos es verificar nuevamente el hecho de que el ámbito de análisis es cerrado.

    About the author

    Dentro de la escena literaria coreana, se puede considerar a Bae Su-ah una rara avis. No se debe malinterpretar las propiedades del adjetivo “raro” en este contexto, y no se refiere exclusivamente al hecho de que sus obras resulten relativamente “diferentes” de las de sus coetáneos. Por el contrario, si se sigue la pista a los significados ocultos entre líneas en sus obras, resulta claro que no están originadas fuera de ese enorme contexto que es la escena literaria. Sin embargo, si la misión de un autor es hacer añicos cosas que toman clichés por el hecho de originarse en la suma de los textos que conforman dicha escena literaria o, dicho de otra forma, cosas que incursionan en la cara interna de dicho círculo literario (y al mismo tiempo de la sociedad) en forma de ente mortinato, Bae Su-ah da la sensación de estar al servicio de esa precisa misión. Sus obras anteriores, entre ellas la colección de relatos Autopista con Manzanas verdes, Muñeca de Viento, Evacuación, Restaurante de Sukiyaki un domingo, Comunicación en la noche profunda, Ausencia de Búho, Sala de Estar Hacia el Norte, Una Noche y un Día No Difundidos, entre otras obras narrativas de media y larga extensión ocupan, dentro de la corriente posmodernista de la escena literaria surcoreana posterior a los 90, un lugar sin parangón. Por momentos, algunas de las críticas recibidas a las obras de Bae Su-ah por parte del público general fueron negativas a causa de su ambigüedad y convolución y la variedad de interpretaciones posibles, impresión que, no obstante, cuando se las aborda desde un enfoque contemporáneo, parece deberse al hecho de que su obra va adelantada a los tiempos. Por otra parte, ha sido ampliamente reconocido en Bae un gran talento como traductora.  

     

    Pero, más que ninguna otra cosa, la importancia de su obra radica en el aporte que hace a la ampliación del ámbito literario a través de la “escena literaria como molde estructural”. En particular, si atendemos a dos casos concretos, una creación que comparte contexto con la obra que nos ocupa, como Sala de Estar al Norte (2009) o en Una Noche y Un Día No Difundidos, publicada con posterioridad (2013), nos damos cuenta de que su prosa no se detiene ya en la recreación inalterada de las letras ni en la denuncia de la sustancialidad de la dualidad relación/ensoñación, sino que está consagrada a la conversión de la letra escrita en imágenes y a la destrucción-reconstrucción de dicha dualidad. En último término, el hecho de que Bae sustituya la noción de literatura por la de “tarea”, viene a ser sinónimo de una actitud desde la que interpretar la “puesta en práctica” aquí contenida. Así, examinar el trabajo de Bae como escritora supone al mismo tiempo predecir el futuro de la literatura posmodernista coreana y crea la expectativa de que, con ella, cierto tipo de “literatura” surgirá en medio de la escena literaria coreana de una forma novedosa.

     

    Su novela Evacuación vio la luz en Estados Unidos en abril de 2015 a través del sello Amazon Crossing, especializado en traducción de literatura universal, del grupo editorial Amazon. Sarah Jane Gunter, editora de Amazon Crossing, expresó al respecto: “deseo que el público estadounidense descubra el universo de Bae Su-ah, rebosante de creatividad y genialidad y contamos con seguir publicando obras suyas durante varios años.

    Media Response/Awards Received

    Tal como se espera de una autora que, cada vez que descubro una nueva obra suya, los aspectos que me gustan y los que no aparecen nítidamente diferenciados, una vez más se abre un estilo “poco amable para el lector”. Se trata de un texto al mismo tiempo peculiar y opuesto a la familiaridad y, de toda la narrativa publicada en Corea durante el año en curso, se la considera la más abstrusa y extrema.

    -(diario Maeil Kyongjae)

     

    En la narrativa de Bae Su-ah, no aparecen ni remotamente personajes, situaciones, líneas de diálogo ni ángulos de aproximación que resulten convencionales. Todo lo que encontramos en ella es propio y exclusivo de su obra. Es una autora única.

    -(diario Newsis)

Translated Books (12)

News from Abroad (34)